lunes, 14 de noviembre de 2016

Los anfibios se activan tras las primeras lluvias otoñales. Reportaje de Irene Arnaldos.

Nuestra colaboradora Irene Arnaldos, nos ofrece un interesante reportaje sobre la actividad de los anfibios en la comarca del Noroeste murciano tras el primer episodio destacable de lluvias otoñales. Va acompañado de excelentes fotografías por las que felicitamos y agradecemos a Irene por compartirlas.

Con motivo de la llegada de las primeras lluvias otoñales en el noroeste, decidí salir al campo varios días por la noche a intentar detectar algunos de nuestros anfibios. Los días elegidos fueron los días 13, 19 y 20 de Octubre. El día 13 en la carretera de Moratalla- Caravaca vi un sapo común atropellado (Bufo bufo).




Más entrada la noche y acompañada de Darío, nos dispusimos a coger el coche y ver que se dejaba ver endiferentes puntos del término municipal de Moratalla. La primera parada fue un un punto de agua queconocía. Allí encontramos un adulto de salamandra común (Salamandra salamandra), que fue sin duda la estrella de la noche.





 Continuamos por la carretera y en medio de esta se dejó ver una hembra de sapo común (Bufo bufo) que estaba cruzando. Bajamos del coche y la apartamos a un sitio seguro para evitar que la atropellaran.




Más adelante cerca de otro punto de agua pudimos disfrutar de la observación de tres ejemplares de sapos corredores (Epidalea calamita).


Además de los anfibios observados esa noche disfrutamos de la presencia de jabalíes (Sus scrofa), liebres (Lepus granatense) y un mochuelo (Athene noctua) que ya llegada la hora de recogernos se dejó ver en unos campos de cultivo durante unos minutos.

 El día 19 de Octubre, acompañada de Joaquín, José Vicente y Kiko, motivados por las intensas lluvias de esa misma tarde que dejaron mojado todo el municipio de Moratalla, partimos a eso de las 21.30 del pueblo de Moratalla dirección al Campo de San Juan y alrededores. Al poco de comenzar nuestra aventura se dejó ver un ejemplar de grandes proporciones de sapo común (Bufo bufo), probablemente una hembra. Paramos en la zona donde el día 13 habíamos visto Darío y yo la salamandra. Contabilizamos un total de 8 ejemplares adultos de salamandra común (Salamandra salamandra) en la zona.

Ya en el Campo de Béjar y Campo de San Juan, por la carretera y diferentes puntos pudimos disfrutar de la observación de sapos comunes, ranas comunes, un sapo partero bético y un galápago leproso, que se combinaron con la observación de un buen número de liebres, algunos conejos, y murciélagos.




 Visitamos a continuación unas charcas cercanas a la zona. En la primera charca observamos tres salamandras adultas y varias larvas de salamandra que asomaban entre las algas del fondo de la charca.




En la segunda charca observamos una hembra de sapo común (Bufo bufo) y dos salamandras adultas. Para finalizar la noche pusimos rumbo a la zona de los alrededores del Río Alharabe y se dejaron ver cinco jabalíes (Sus scrofa) que cruzaron peligrosamente la carretera en el Campo de Béjar. Sapos, liebres y conejos nos amenizaron el viaje hasta el río.

 En la zona no observamos apenas anfibios, apenas dos sapo comunes (Bufo bufo), uno vivo y otro que desgraciadamente había sido atropellado, pero nos deleito la presencia del Cárabo común volando entre las ramas de los pinos. Ya de vuelta a casa, a eso de las 5.30 de la mañana nos despidió una garduña que pasó delante del coche para decirnos buenas noches o buenos días. El día 20 salí de nuevo al campo, esta vez con Julia y Darío, para hacer una salida de anfibios exprés. Paramos en el punto de agua de las salamandras, y pudimos contabilizar tres ejemplares vivos y uno que desgraciadamente había sido atropellado.


Continuamos la carretera y encontramos un sapo común en el Campo de Bejar. Después llamados por el sonido incesante de un grupo de sapillos moteados, nos dispusimos a intentar encontrarlos. Después de un rato andando dimos con ellos. Encontramos una bonita charca temporal en la que estaban recitando a coro y pudimos observarlos un buen rato antes de marcharnos satisfechos a casa.

Ya a nuestra vuelta a Moratalla encontramos en la carretera un ejemplar de rana común (Pelophylax perezi) atropellado y un ejemplar de sapo corredor (Epidalea calamita). Gracias a Julia, Joaquín, Darío, Kiko y Jose Vicente por acompañarme en estas salidas de “locura” para disfrutar de nuestra herpetofauna.









1 comentario: