lunes, 23 de mayo de 2016

Observacion de anfibios en el noroeste murciano. Jose Manuel Zamora, Almudena Lerín y Antonio Zamora.

Jose Manuel Zamora, nos ofrece una pequeña crónica sobre unas interesantes observaciones de anfibios en la zona de los Llanos de Cagitán y Revolcadores.


El pasado mes de marzo, los compañeros Almudena Lerín, Antonio Zamora y José Manuel Zamora aprovecharon las primeras lluvias primaverales para buscar anfibios en dos de las zonas de la Región de Murcia que mejores condiciones reúnen para este amenazado grupo de vertebrados, los Llanos del Cagitán y el Macizo de Revolcadores.

Bien avanzada la noche, en un recorrido por la carretera MU-552 hacia el Embalse Alfonso XIII pudimos observar numerosos ejemplares de sapo corredor (Epidalea calamita) que se encontraban cruzando la carretera o en los márgenes de ésta. Desafortunadamente, algunas de estas observaciones correspondieron a ejemplares que habían sido recientemente atropellados. Cabe decir que el recorrido se realizó extremando las precauciones y a una velocidad moderada, además de la especial atención que prestamos a la carretera puesto que precisamente estábamos buscando anfibios.


Sapo corredor atropellado


Ya en el desvío hacia el embalse, nos encontramos este precioso juvenil de sapo común (Bufo spinosus) que interrumpía el protagonismo de los sapos corredores, sin duda alguna la especie más abundante en la zona. 


Juvenil de sapo común

En este mismo camino, encontramos un sapo de espuelas (Pelobates cultripes) que acaparó nuestra atención durante un buen rato, puesto que es una especie nada fácil de observar en nuestra región en su etapa adulta.


Sapo de espuelas


 
Almudena Lerín y Antonio Zamora disfrutando la observación del sapo de espuelas.

A pesar de la intempestiva hora que marcaba el reloj del coche, los buenos resultados nos empujaron a poner rumbo al Macizo de Revolcadores para continuar con la prospección. Una lluvia suave pero constante nos daba la bienvenida a medida que nos acercábamos a Cañada de la Cruz, lo que complicó la visita de algunos puntos de agua que teníamos en mente. Aún así, pudimos observar dos adultos de sapillo moteado (Pelodytes punctatus), dos larvas de salamandra (Salamandra salamandra morenica) a punto de metamorfosear, y un adulto de rana común (Pelophylax perezi). Además, pudimos disfrutar la observación de un tejón (Meles meles) que recorrió algunos metros delante de nuestro vehículo y un topillo de cabrera (Microtus cabrerae) que correteaba entre los pastos. Esta última especie es un endemismo ibérico que habita juncales y pastizales de clima mediterráneo, manteniendo algunas poblaciones en la comarca del Noroeste de la Región de Murcia.

Con el astro rey amenazando con ocupar el horizonte, y una pequeña nevada que nos pilla de sorpresa, ponemos rumbo a casa cansados pero contentos por la suerte de seguir disfrutando de este grupo vertebrado tan agradecido como amenazado.


Sapillo moteado

 


Larva de salamandra

0 comentarios:

Publicar un comentario